Carlos Iñiguez, cofundador de ONE OAK, habla sobre su experiencia en el Amazonas

Carlos Iñigez (cofundador de ONE OAK junto a su hermano Guillermo) viajó el pasado mes de Noviembre de 2017 al Amazonas peruano. Su objetivo era reforestar todos los árboles con los que vosotros habéis colaborado a través de vuestros pedidos de relojes y gorras de madera.

Y os preguntaréis: ¿de dónde surgió esta idea de reforestar el Amazonas?  La idea de la reforestación surgió a raíz de usar la madera como vehículo conductor entre los productos de ONE OAK, y todo lo que está pasando con el medio ambiente (deforestaciones, efecto invernadero…); y que la gente viese que comprar un producto tiene un impacto real; y que al comprar un producto tiene un efecto posterior. Los productos tienen conciencia y van más allá del propio objeto. Carlos Iñiguez.

Las reforestaciones van en dos vías: por un lado, la propia reforestación de la planta en sí y por otro, realizar un ejercicio de pedagogía constante.

Pretendemos concienciar a la población que reside en zonas de la selva sobre la importancia de cuidar y respetar el Amazonas; tanto en colegios como a los propietarios de parcelas privadas. Se basa en que conozcan lo perjudicial que puede ser para ellos mismos el hecho de quemar o talar selva. En muchas ocasiones no saben que esto hace que pierdan diversidad animal o incluso pasto para sus propios ganados.

Durante esta experiencia, Carlos se dio cuenta de la verdadera labor que estaban haciendo; y de que más que plantar, las campañas de reforestación van sobre las personas. No solo ayudaban al planeta sino a un país y a su población;  que tienen sobre sus hombros la responsabilidad de educar en la sostenibilidad y en el respeto por su selva amazónica. Conocer un país, su cultura, y las personas que están allí; que entiendan lo que se hace en ONE OAK y desde España, que sepan qué significa para las personas que están en Perú lo que hacen. ¿Para qué servirían el planeta y las plantas si nadie pudiera vivir en él? Lo que se hace es por y para nosotros.

En ONE OAK tenemos claros los procesos de control de la madera que usamos, y de los cursos de fabricación; así como la forma de transporte. No tendría sentido la parte de compensación si previa e internamente no hay un seguimiento de los procesos y emisiones que provocas por tu propia actividad.

Con esta ya van dos las reforestaciones realizadas en el Amazonas: la primera en Noviembre de 2016; y la segunda en Febrero 2017.

Por cada reloj o gorra de madera adquirido a través de nuestra web, repoblamos 500kg de madera. Las correas para los relojes pueden ser de madera de arce; de sándalo negro… Y otros materiales como tela o de piel.

#BringWoodToLife

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *