¿Qué es la Economía Circular?

Economía circular

La economía circular es un sistema de aprovechamiento de los recursos donde predomina la reducción, la reutilización y el reciclaje de materiales. Se relaciona con la sostenibilidad y con el objetivo de que el valor de los productos perdure durante el mayor tiempo posible. Se trata de alargar el ciclo de vida de un producto, material o recurso, para generar la menor cantidad de residuos posibles. Busca dar respuesta a una futura escasez de recursos.

Para implementar una economía circular es necesario adoptar una nueva manera de entender el ciclo de vida de los productos, basada en disminuir el uso de los recursos, reducir la producción de residuos y limitar el consumo de energía.

La economía circular trata de pasar de un modelo lineal de extracción, fabricación, utilización y eliminación; a un nuevo modelo de sociedad de eficiencia del uso de los recursos, que tiene en cuenta tanto los aspectos ambientales como los económicos, debido al rápido agotamiento de recursos naturales y combustibles fósiles.

En un modelo de economía circular los residuos se convierten en recursos y materias primas para crear nuevos productos o materiales. Esto debería repercutir en beneficios ambientales sostenibles a largo plazo, ligados al ciclo de vida de la naturaleza.

La economía circular pretende utilizar la mayor parte de materiales biodegradables posibles en la fabricación de bienes para que éstos puedan volver a la naturaleza al terminar su vida útil, sin causar daños medioambientales.

Algunos ejemplos que la economía circular propone para mejorar los resultados de las empresas es la adopción de el principio de las 3R: Reducir, Reutilizar y Reciclar.

La economía circular en las empresas comienza en el inicio de vida de un producto, desde el diseño, pasando por la producción, hasta la gestión de los residuos resultantes de ese proceso. Las empresas pueden beneficiarse de adoptar estos modelos porque suponen ahorro en costes, un beneficio en la huella ecológica empresarial, creación de ventajas competitivas y una mejora en la satisfacción de los clientes.

En ONE OAK buscamos devolver al planeta más madera de la que utilizamos en la fabricación de nuestros productos, compensando mucho más carbono del que se emite por nuestra actividad, uniéndonos a la lucha contra el cambio climático.

Los productos ONE OAK, al estar fabricados principalmente de madera, tienen un impacto ambiental reducido. Además, en ONE OAK el rigor y la transparencia son esenciales. Para calcular y mitigar nuestro impacto ambiental trabajamos con una consultora externa y, fruto de esta colaboración, hemos identificado áreas con hasta un 50% de potencial de reducción que en las que trabajamos día a día para mitigar nuestro impacto. ¿Respeta tu compañía la economía circular de empresas?

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *