Logo FSC en español con troncos de fondo

El compromiso de ONE OAK con nuestro entorno se extiende no solo a las reforestaciones, con las que conseguimos entre todos reducir nuestra huella de carbono, sino también a nuestros productos. Cuidamos el proceso de fabricación de cada gorra o reloj de madera desde los orígenes de todos los materiales. Es por eso por lo que obligamos a nuestros proveedores a contar con avales que certifiquen el origen respetuoso con el medio ambiente de cada materia prima.

En el caso de la madera, el componente fundamental de todos nuestros productos, exigimos que todas ellas tengan la Certificación FSC. Aprovechamos este artículo para explicarte por qué.

FSC, ¿qué es?

Las siglas FSC hacen referencia a Forest Stewardship Council (Consejo de Administración Forestal), una organización global sin ánimo de lucro que surge en 1994 para promover la gestión forestal responsable en todo el planeta.

Desde principios de los años 90, varias empresas relacionadas con la madera y organizaciones ambientalistas detectan la necesidad de establecer unos estándares de gestión adecuada de los bosques en los que crece la materia prima de productos de madera fabricados de manera responsable con el entorno. Tras múltiples reuniones consiguen establecer un sistema de certificación forestal internacional, no gubernamental e independiente, la Certificación FSC.

El objetivo último de que exista el Certificado FSC en la madera es asegurar que los bosques satisfagan las necesidades sociales, ecológicas y económicas de las generaciones presentes sin comprometer los derechos de las generaciones futuras.

Hacha en un tocón de madera

Significado del sello FSC

La madera que puede lucir el logo FSC tienen su origen en bosques bien gestionados, es decir, que cuentan con una gestión forestal ambientalmente apropiada, socialmente beneficiosa y económicamente viable.

El certificado tiene una vigencia de cinco años, pero anualmente la FSC hace un seguimiento para asegurar que el propietario o el administrador del bosque siguen cumpliendo sus estándares.

Según las diferentes regiones del mundo se establecen principios y criterios específicos. Pero, aunque existen distintos Estándares FSC, el logo es universal para facilitar a los usuarios reconocerlo en cualquier madera de cualquier país.

Las maderas con la etiqueta FSC demuestran que en su obtención no ha habido tala ilegal ni prácticas de producción sin regular. Además, confirman que se han respetado los derechos humanos en su zona de origen y que se protegen los hábitats de los animales del bosque.

En ONE OAK nos aseguramos de utilizar madera FSC en la fabricación de todos nuestros productos, sea cual sea su tonalidad y procedencia. Así se demuestra con el sándalo negro uruguayo del Hemlock, el arce blanco americano del Jesen o el olivo italiano del Syzygy.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *